Teresa o el sol por dentro

Teresa: el sol por dentro

Todos, nos decía El Brujo , somos coprotagonistas de cualquier obra de arte a la que nos asomemos. Todos nos metemos dentro de ella porque poseemos esa capacidad, pero no todos somos capaces de mirar lo que, en este caso, el caminante ve delante de sí. Eso solo lo pueden realizar unos pocos privilegiados, como Teresa, quien fue capaz de mirar al mundo, como el caminante, con sus mismos ojos. Y es que a veces somos más nuestras propias circunstancias, todo aquello que nos rodea, que nos preocupa, que nuestro propio yo que nos adentra.

El Brujo, presta su alquimia a Santa Teresa

Ahí se plantará Álvarez, sólo, como casi siempre, a aplicar terapias colectivas con las que saber reírnos de nosotros mismos. Hurgará en significados que se nos escapan, nos plantará delante una Teresa de nuestro tiempo, electrizada con sus rizos de sabio obsesionado con los significados y los significantes, con la esencia de las palabras y sus raíces bien vengan del griego, el latín, el árabe o el arameo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close