La odisea

La Odisea

La crisis griega comenzó en Troya

En esta Odisea se cuelan como Pedro por su casa y sin hacer chirriar las puertas, porque les da paso elegantemente y los saca de escena con rapidez, personajes y circunstancias de la más rabiosa actualidad: el talón de Aquiles y los talones de Bankia se enredan en zarzas parejas, y a la inmortalidad que Calipso ofrece a Ulises, El Brujo le llama “botox divino”.

El encanto de un viejo aedo

Haciendo las veces del aedo, poeta que cantaba epopeyas, encauza el relato hacia el talento de Atenea, patrona de la democracia, por su suficiencia para transformar el instinto primario que lleva al hombre a ser violento en una fuerza civilizadora que conduce a la paz. Pero sin perder de vista al verdadero protagonista, Ulises.

Una deliciosa juglarada homérica

[…] todo ello por obra y gracia de un grande de la escena equiparable, en oficio y resultados, a dos monstruos del teatro, Dario Fo y el desaparecido Vittorio Gassman, cuando al subirse a un escenario funden y confunden presente y pasado, narración y morcillas propias, palabras de altísima calidad literaria con exabruptos populistas, opiniones del autor con las propias…

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close